Flamina&dintorni

Informazioni sull'Italia. Seleziona gli argomenti di cui vuoi saperne di più

La visita del Presidente a Russia e Cina suma incertidumbre y confusión en politica external y hasta en la interna

Alberto Fernández in saluto per la foto di Vladimir Putin. Luego partió hacia Cina

Todo en el oficialismo puede ser leído en clave interna e questa lista include la politica esterna, desde el primer día de gestión. Il viaje di Alberto Fernández in Russia e Cina agregó esta semana un nuevo capítulo, inquietante: i nuovi gesti del Presidente sono stati prodotti in un momento cruciale della negoziazione con l’FMI e hanno iniziato a lavorare con gli uomini in un gesto di Washington. Ayer mismo, la visita del jefe de Gabinete al flamante embajador de Estados Unidos en Argentina generó de inmediato explicaciones contraddittorie e confuse questo solo se spiegato per le tensioni domestiche.

Il tavolo dell’ufficialità fue sacrosanto por la rinuncia di Máximo Kirchner alla presidenza del blocco de diputados, en rechazo al acuerdo inicial con el Fondo. Descolocó a los otros socios del Frente de Todos y complica el panorama de Diputados, que seguirá teniendo como protagonistis oficialismo a Sergio Massa y al jefe de La Cámpora, aunque en un clima de funcionamiento más áspiro. Il silenzio sostenuto è ora di Cristina Fernández de Kirchner expresa como ningún altri ingredienti el reale stato di cose.

Juan Manzur, expuesto desde hace semanas al ejercicio de los esmerilamientos internis, estuvo ayer en la embajada de Estados Unidos. Fue una visita que en un contexto de mayor normalidad hubiese sido protocolar, exclusivamente. Las declaraciones previas del Presidente in Moscú le dieron otro significado. Y las estribaciones hacia el interior del oficialismo, también.

Alberto Fernández ha scritto il critico del vínculo “tan grande” con gli Stati Uniti e la relazione con il FMI. Hasta allí, muy en el límite por el contexto -una declaración frente a su interlocutor, Vladimir Putin, en la primera cita de este viaje-, habría estado más o menos en línea con la letra destinada a mostrar perfil propio en una gira internacional. Perù la frase più significativa fue otra: propuso a la Argentina come una “puerta de entrada” para Rusia en América latina. Esa definizione con sentido regionale non è precisamente un dato minore per Washington.

Juan Manzur con l'ambasciatore Marc Stanley.  Una señal también con lectura interna
Juan Manzur con l’ambasciatore Marc Stanley. Una señal también con lectura interna

El punto es como y si fue sopesada esa propuesta. Asoma lejos de la posición que se busca asociar al multilateralismo, entendido en sentido amplio como una postura de equilibrio. A rigore, lo que parece ser ofrecido a Putines una sociedad estratégica para la región, algo que por lo demás es sugerido en el vínculo con Beijing. Y visto come se entiende la preocupación, también interna, por la contraddizione que expone luego de las varias gestiones, públicas y reservadas, para lograr respaldo de la administración de Joe Biden a las tratativas con el FMI.

READ  In foto: Un disastro ambientale sulle spiagge dello Sri Lanka causato da un incendio su una nave da carico

Desde medios officialistas se dejaba trascender el sconcerto prodotto da el Presidente in una linea di lavoro, que fue basicamente politica e accompagnato da gestioni tecniche dell’equipe incastonato per Martín Guzmán. De manera activa se viene moviendo desde hace rato Jorge Argüello. È la tarea dell’ambasciatore a Washington dal sumaron Gustavo Beliz e Massa. No habrían sido los únicos, por canales más informales.

La visita di Manzur a Marc Stanley non estuvo exenta de lecturas vinculadas al Impacto de los dicos presidenziali in Moscú. Le contraddizioni asomaron in formato de versioni. En circuitos del officialismo, el hecho era presentatodo de entrada como un gesto per “calmare” las aguas con Estados Unidos. pero a la vez, per la cotturaotros -con el Presidente ya de visita en China- le assignaban a la cita un carácter meravigliosamente protocolloy acordado antes dell’inicio del viaje presidencial.

No eran las únicas lecturas. No faltaban versioni que colocaban el encuentro como resultado de una direttiva di Olivos, lo cual se asociaba a la referida idea de amortiguar la situación. Sin embargo, el jefe de Gabinete reafirmaba persona la posición favorevole a cerrar el acuerdo con el FMI. Un gesto individuale ya la vez expresivo del grueso de los gobernadores -del PJ y de la oposición- por cuestiones de concepción politica y por temor al impacto que podría tener un default con el organismo internazionale. Es decir, sería un mensaje también hacia el interior officialismo.

Las declaraciones e gesti del Presidente in esta gira sugieren otra vez un juego desgastante con lógica interna. Dicho de otra forma: en este caso, apuntarían a compensator los gestos hacia Washington e estarían dirigidos a la platea del kirchnerismo duro, en la forzada y extemporánea visión que supone progresismo en una alianza con Russia y China. Es, además, una movida de efecto doméstico quiza nulopor el malestar persistente con Alberto Fernández en les cercanías de CFK.

READ  È argentino, emigrato a Marbella e ha il lavoro perfetto: "Mi dovrebbero prenotare in anticipo"

De todos modos, resulta una estribación del reparto iniziale delle ambasciate, según la posizione più amigable de algunos embajadores con il país de destino. Fue notorio nel caso delle rappresentanze argentine a Mosca e Pechino.

Visto en conjunto, y no sólo por los episodios de estos días, un’espressione de falta de solidez en el sensible frente externo.

SEGUIR LEYENDO: